lunes, 20 de febrero de 2017

Mochilas pesadas por Pezcalandia


Desde la redacción de Pezcalandia nos ha llegado esta nota que ponemos a difusión     Llevar una carga mayor a la recomendada genera un sobreesfuerzo que da lugar a la fatiga muscular, problemas de columna y a la larga va afectando otras zonas del cuerpo.

Según los expertos,  los niños pueden alzar una mochila de hasta 15 por ciento del peso corporal. Sin embargo, médicos indican que éste no debe sobrepasar el 10 por ciento, principalmente si se trata de un infante.

Y es que, llevar una carga mayor a la recomendada genera un sobreesfuerzo que da lugar a la fatiga muscular, problemas de columna y a la larga va afectando otras zonas del cuerpo.

La doctora Sonia Ávalos, jefa de Salud Integral de Niñez del Ministerio de Salud afirma que el peso excesivo que la mayoría de los escolares carga sobre sus hombros con sus mochilas está llevando a muchos niños y adolescentes a sufrir lesiones de espalda, afectando incluso músculos y articulaciones. Por lo que enfatiza que la carga debe ser equivalente al 10 por ciento del peso corporal y no más que esto.
La pediatra declara que el énfasis que se pone en el peso de la mochila escolar se debe a las consecuencias irreversibles y a largo plazo que pueden generar en los estudiantes, desde una escoliosis infantil (desviación o curvatura anormal de la columna vertebral), cifosis (arqueamiento anormal de la espalda) o artrosis precoz que llevaría finalmente a que el niño no llegue a un correcto crecimiento de los huesos.
Ávalos recomienda que se hable con los maestros para que los niños puedan llevar a diario solo los útiles necesarios y de esta manera evitar la sobrecarga en la espalda.
Uso de la mochila
Al momento de cargar la mochila es importante mantener una buena postura, la espalda recta y no curvarlo.
Limitar el peso del contenido de las mochilas, evitar cargas inútiles, de lo contrario el niño se verá obligado a arquear la columna vertebral, llevar hacia adelante la cabeza y el tronco para compensar el peso.
Evitar que el niño transporte una mochila con mucho peso por más de 15 minutos.
Mochilas con rueditas
Las  mochilas con rueditas tampoco constituyen una alternativa para no sobrecargar la espalda. Si bien el peso no se concentra en esta zona del cuerpo, la presión que se ejerce en el brazo y el hombro cuando el niño lo estira con un solo brazo, puede traer consecuencias, sobre todo cuando la carga es excesiva.
Si se opta por este tipo de mochila, lo ideal es llevarlo por delante y no estirarlo. Evitar estirar al bajar o subir escalones, sino levantarlo por delante con ambas manos.
Cómo elegir una mochila
Se debe considerar el tamaño y peso del niño, que vaya acorde a la estatura.
Preferir las mochilas con correas anchas, respaldo acolchado y con ajustes firmes procurando mantener la bolsa a unos 5 centímetros por encima de la cintura. Cuando sobrepasa esto es porque la mochila es grande para el escolar.
¿Cómo distribuir los útiles escolares?
Lo útiles escolares más pesados deben quedar apoyados por la espalda, los de peso medio deben colocarse al fondo de la mochila y los más liviano situarlo a la altura de los hombros.

Fuente Paraguay.com