lunes, 25 de septiembre de 2017

La mochila, un plan de acción familiar


Llegó a nuestra redacción de Pezcalandia el siguiente informe que ponemos a difusión.
Mendoza se ubica en el "cinturón de fuego del Pacífico" y por eso experimentamos constantes movimientos de suelo. La población debe estar prevenida para reducir su vulnerabilidad.

Ante los últimos terremotos ocurridos en México, es bueno recordar la medidas de Defensa Civil a tener en cuenta para estas catástofes.
Una persona debe saber qué hacer en su lugar de trabajo, en la calle o en su hogar. Así puede salvar su vida y ayudar a otras ante una emergencia.
Es necesario establecer un plan de acción familiarLas familias deben organizarse y saber qué rol tiene cada integrante ante la emergencia.
Hay que pensar y elegir un punto de encuentro familiar seguro para reunirse en caso de no estar en el hogar (plaza, parques cercanos) y también un punto seguro dentro de la casa para refugiarse.
Es importante que algún integrante de la familia aprenda prácticas de primeros auxilios para ayudar a lesionados. Deben planear quién se encargará de cortar la luz o el gas; tener matafuego a mano; conocer el lugar donde estará la mochila de emergencia para tomarla de inmediato y planear cómo poner fuera de peligro a niños, ancianos y personas con discapacidad.
Estas recomendaciones también son aplicables a los grupos de trabajo, donde deben prever roles y preparar un kit de emergencias.
El Plan de Acción Familiar incluye aprender a armar una Mochila de Emergencia, con elementos indispensables para subsistir luego de un desastre.
Lo básico para la mochila es: Recipiente con agua potable. Alimentos no perecederos
Una lista con los nombres de nuestros familiares (DNI, grupo sanguíneo, obra social, medicamentos que toman). Botiquín de primeros auxilios con medicamentos vitales.
Radio a pilas. Linterna y pilas. Silbato y guantes. Muda de ropa y manta de abrigo.
Kit de aseo. Herramientas y alambre. Es importante que los ciudadanos estén atentos a las indicaciones que las autoridades de Defensa Civil van brindando en cada momento a través de los diferentes medios de comunicación.
A tal fin proponemos una opción de mochila que cubre equilibrio de peso, buena generación de época regulable y de mucha ayuda, aparte del disfrute que no es el caso de ésta nota, clic
¿Qué hacer en caso de un terremoto?
Conserve la calma, no permita que el pánico se apodere de usted.
Tranquilice a las personas que estén a su alrededor.
Ejecute las acciones previstas en el plan familiar.
Diríjase a los lugares seguros previamente establecidos; cúbrase la cabeza con ambas manos colocándola entre las rodillas o póngase en posición fetal, cubriéndose la cabeza.
No utilice ascensores.
Aléjese de los objetos que puedan caer, deslizarse o quebrarse.
No se apresure a salir, el sismo dura sólo unos segundos y es posible que termine antes de que usted lo haya logrado.
De ser posible, cierre las llaves del gas, corte la luz y evite prender fósforos o encendedores o cualquier fuente de incendio.
Tenga cuidado, porque a veces el sismo puede no ser muy intenso y ser precursor de uno mayor, actuar en consecuencia y no confiarse.
Después del sismo
Evitar perder el tiempo reuniendo las pertenencias personales.
Evitar correr y gritar.
Verifique si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo. De ser así, llame a los servicios de auxilio.
Use el teléfono sólo para llamadas de emergencia.
Escuche la radio para informarse y colabore con las autoridades.
Si es necesario evacuar el inmueble, hágalo con calma, cuidado y orden, siga las instrucciones de las autoridades.
Reúnase con su familia en el lugar previamente establecido: este debe ser un lugar que se considere seguro, por ejemplo, un parque o una plaza.
Limpie los líquidos derramados o escombros que ofrezcan peligro.
Esté preparado para futuros sismos (réplicas), los que generalmente son más débiles.
Aléjese de edificios dañados y evite circular donde existan deterioros considerables.
No consuma alimentos ni bebidas que hayan podido estar en contacto con vidrios rotos o algún contaminante.

Fuente desconocida