miércoles, 27 de febrero de 2019

Cuidados en la montaña


En Pezcalandia te contamos cómo actuar en caso de hipotermia.

El cuerpo entra en hipotermia cuando la temperatura central cae por debajo de 35º C, afectando a las funciones musculares y cerebrales. La temperatura del cuerpo suele estar en torno a 37º C. Si estuviéramos desnudos, tan solo podríamos mantener nuestra temperatura corporal si la temperatura ambiente está por encima de 28º C. Por debajo de 15º C ya pueden existir condiciones para que se produzca hipotermia.

¿Qué hacer si tienes un accidente en alta montaña, esquiando, cae la noche... y debes protegerte? El calor corporal se pierde de varias maneras, casi el 30 por ciento se pierde por la cabeza y el cuello. También se pierde si hay viento, si estamos al lado de otro cuerpo frío, por el sudor...

Cómo reaccionar ante una hipotermia
Según César Canales, doctor en medicina y montañero, "tenemos que proceder de modo que el cuerpo no solo deje de perder calor, sino que vaya recuperándolo mientras recibe ayuda"
"Lo primero es alertar a los servicios de emergencia mientras se intenta calentar al sujeto, fundamentalmente el tronco, aislándolo del viento y del suelo con mantas, sacos, mochilas… lo que sea, y trasladándole a un sitio cálido. Estas maniobras tan solo logran que la temperatura aumente entre 0,1 y 0,7º C por hora, pero así conseguiremos que no siga perdiendo calor", explica.
"Es importante retirar las ropas húmedas y poner otras secas. Si no se dispone de estas habrá que dejar la ropa húmeda aunque escurrida al máximo, y cubrir al paciente con chaquetas, mantas térmicas, plásticos o lo que sea para crear una barrera de vapor. Vapor que no se evapora es calor que no se pierde. Es muy importante cubrir la cabeza y el cuello", destaca.
"Si se tiene un hornillo es el momento de utilizarlo. Hay que encenderlo, colocarlo en el suelo entre las piernas de la víctima y cubrir a ambos con una chaqueta, funda de mochila o lo que se tenga. También se puede hacer con una vela. Se pueden utilizar bolsas cálidas o químicas siempre que se haga con mucho cuidado, porque se puede provocar un sobre calentamiento. Por el mismo motivo no es recomendable meter los pies o manos en agua templada o caliente", especifica.
"Si no tenemos nada de esto, hay que utilizar nuestro cuerpo para dar calor a la víctima. Si ésta está consciente, es bueno darle bebidas azucaradas, mejor si son calientes, ya que así se dará energía a los músculos para que comiencen a temblar y a generar calor. Hay que evitar alcohol, café, té o bebidas que puedan producir mayor deshidratación", añade.
Estas recomendaciones son útiles para los casos de hipotermia ligera y hasta grado 1, ya que a partir de ahí es necesario tratar al paciente en un hospital.
Cómo reconocer la hipotermia
-si es una hipotermia ligera, entre 36 y 37 grados, el sujeto solamente tiene sensación de frío y un temblor leve.
-entre 35 y 36º C aparecen otros síntomas: piel fría, temblor intenso pero que se puede detener voluntariamente, pérdida de interés, actitud negativa y pérdida de coordinación motora (se puede hablar y caminar, pero de manera torpe y lenta, no se pueden hacer maniobras complejas con las manos como nudos o manipular aparatos).
-el grado I de hipotermia se manifiesta con temblores violentos que no se pueden detener voluntariamente, alteraciones leves del nivel de consciencia (sobre todo en el habla), confusión y lentitud, empeoramiento de la coordinación motora y conducta irracional. 
-el grado 2 ya es una situación bastante grave. El sujeto deja de temblar, se comporta irracionalmente, su piel se torna azulada y se suele acurrucar en posición fetal. A veces se produce colapso circulatorio por la vasoconstricción y no se palpa el pulso en la muñeca, aunque sí en el cuello. Puede desembocar en otros síntomas como rigidez muscular, estupor, pulso muy bajo y ritmo de la respiración también muy bajo, con posibilidad de arritmias malignas. Si estás en este estado, estás en serio peligro.

Fuente Deporte y Vida