viernes, 13 de agosto de 2021

Escalada y montaña



Difundimos en Pezcalandia ésta triste noticia, el alpinista escocés Rick Allen muere en el K2, víctima de una avalancha mientras intentaba alcanzar la cumbre por una ruta que no se había intentado anteriormente en la cara sureste de la montaña.
Sus compañeros el gerundense Jordi Tosas y el austríaco Stephen Heck rescatados con vida. Al mismo tiempo el servicio de rescate paquistaní localizó los cuerpos de tres alpinistas que murieron en la misma montaña a principios de este año, dijeron las autoridades. Su expedición tenía como objetivo recaudar fondos para la organización benéfica Partners Relief & Development, con sede en el Reino Unido, de la que Allen era miembro de la junta directiva. La organización benéfica, que trabaja por el bienestar de los niños, confirmó la muerte de Allen en su página de Facebook. Allen, un escalador experimentado, se vio envuelto en una avalancha y fue rescatado en 2018 cuando escalaba el Broad Peak, que al igual que el K2 se encuentra en la cordillera del Karakórum, a lo largo de la frontera entre Pakistán y China. mundodeportivo “Rick murió haciendo lo que más amaba y vivió su vida con el coraje de sus convicciones”, dice el comunicado de la organización benéfica. Los tres buscaban una ruta nueva por el este cuando a la altura del campo 1 los sorprendió una avalancha que atrapó a Allen, un experto alpinista de nivel mundial. Tosas fue rescatado por el ejército paquistaní y evacuado al campo base, junto con Keck, en buenas condiciones, para después trasladarlos al hospital de Skardu. Stephen Keck contó a The Associated Press que se salvó de la muerte milagrosamente. Después de que la avalancha alcanzara a los escaladores, abrió los ojos y vio que Allen estaba muerto y que el cuerpo yacía cerca de él porque estaban conectados con una cuerda. Keck contó que se levantó y se trasladó a un lugar más seguro ya que eran inminentes más avalanchas y de hecho llegaron más. Los helicópteros militares vinieron a rescatarlo a él y a un compañero de escalada. Keck reconoció que podría haber muerto en el duro clima si no hubiera sido rescatado. Pakistán alberga varios picos montañosos de primera categoría y los escaladores acuden de todo el mundo para intentar escalar las cumbres. Se confirmó también la localización de los cuerpos de tres alpinistas: el paquistaní Ali Sadpara, el islandés Jon Snorri y el chileno Juan Pablo Mohr. Murieron al intentar hacer cumbre en el K2, de 8.611 metros de altura, en febrero. Sus cuerpos no pudieron ser encontrados antes a pesar de varios intentos de los equipos de búsqueda y rescate paquistaníes ayudados por el ejército. Haidri dijo que se estaba solicitando la ayuda del ejército pakistaní para recuperar los cuerpos, ya que era difícil para los rescatistas bajarlos de la gran altitud. La semana pasada, el alpinista surcoreano Kim Hong Bin cayó en una grieta y desapareció en medio del mal tiempo tras escalar el Broad Peak, de 8.047 metros de altura. La operación de rescate para tratar de encontrarlo se ha suspendido a causa del mal tiempo. 
Pezcalandia 
Laura Trigona 
Prensa & difusión