miércoles, 5 de agosto de 2020

Pezcalandia y las actividades de montaña


Difundimos en Pezcalandia que el instructor de montañismo y director técnico de Socorro Andino, Marcelo Noria, envió cartas al alcalde Claudio Radonich y a la seremi de Bienes Nacionales, para expresar su preocupación por las actividades motrices en contacto con la naturaleza que no cuentan con restricciones, regulaciones o fiscalización alguna. 

“Puntualmente vemos cómo cada fin de semana o día festivo nos llenamos de publicaciones en redes sociales de gente visitando y subiendo montañas de la comuna, específicamente el monte Tarn, que ubicado a 70 kilómetros al sur de la ciudad ya implica un largo tiempo de desplazamiento desde la ciudad para cualquier sistema institucional o civil de respuesta frente a emergencias. Eso nos abre el debate sobre qué tipo de emergencia enfrentamos y cómo responder”, partió denunciando Noria en su carta al alcalde.

Puso de ejemplo, el sendero del monte Tarn, “abrupto, sin demarcación y con clima de montaña, el escenario perfecto para sumar condiciones inseguras y que generan un nivel de riesgo mayor, sin considerar el riesgo ambiental que va desde la contaminación directa del lugar hasta un posible incendio forestal que significaría un desastre ambiental irreparable. Es necesario remarcar que este sector no cuenta con ninguna figura dentro del sistema de áreas protegidas por ser ‘administrado’ por Bienes Nacionales, recordando que hasta hace unos años su acceso involucraba largas caminatas desde el río San Pedro y su consiguiente cruce. Ahora con la llegada del camino, se ha transformado sin duda en un gran recurso para el turismo y un atractivo mayor para los amantes de la vida al aire libre”.

Es por eso que se pregunta qué organismo es el encargado de fiscalizar esta actividad, para evitar accidentes, que movilizan a personal de emergencia, que en estos momentos de pandemia deben tener otro foco. “Existe una oferta de ascensos guiados publicados por redes sociales, sin un standard o planes de contingencia, sin lugar a dudas las posibilidades de accidentes son directamente proporcionales, a mayor oferta desmedida y descontrolada mayor es la posibilidad de que ocurra un accidente. Lo anterior sin considerar que esto va en desmedro de los prestadores formales que se capacitan y apuestan por desarrollar una actividad adecuada, y que en tiempos de pandemia no ofrecen sus circuitos pues, en estado de excepción, las actividades que no son de primera necesidad deberían estar suprimidas”, indicó Noria.

Es así como solicitó al alcalde una ordenanza municipal para regular y fiscalizar esta actividad, no solamente en lo que respecta al monte Tarn, sino también en otras zonas como el cabo Froward, el sector de Tres Morros y la laguna Lynch.

Sin embargo, la respuesta del municipio no fue la esperada, pues la petición fue derivada a la Dirección de Desarrollo Económico local, porque “el monte Tarn y otros sectores no se encuentran bajo administración municipal, sino de Bienes Nacionales, Conaf o concesionados”.

Es por eso que Marcelo Noria envió otra misiva, a Bienes Nacionales, donde la seremi Francisca Rojas respondió que realizarán un diagnóstico territorial y ambiental, mediante un estudio que será licitado en septiembre, que permitirá diagnosticar, diseñar y habilitar el sendero del monte Tarn, proponiendo las condiciones mínimas para el desarrollo de la actividad de trekking; estudio que debiera estar concluido entre la primavera y el verano. 

Esperando que todo se resuelva rápido, les recomendamos éste accesorio de trekking

https://www.pezcalandia.com.ar/comprar/baston-trekking-gibson-s-antishock-ii

Pezcalandia

Laura Trigona

Prensa & difusión

Fuente La Prensa Austral