jueves, 22 de julio de 2021

Pezcalandia-pesca de dorados



Es una de las especies favoritas de nuestros seguidores Pezcalandia, junto con el pejerrey, por eso mereció (y sigue mereciendo) un gran espacio.
Ginés Gomariz, conocido periodista de pesca deportiva de larga presencia en los medios, es corresponsal designado para cubrir la Fiesta Nacional del Dorado, ocasión en la que aprovecha para ofrecer una amplia nota llena de matices. Con el seudónimo de Jimby, Juan Martín de Yaniz, otro de los míticos periodistas de la actividad, escribe también en esos inicios una nota generalista sobre cómo pescar dorados. La acompañan gráficos que muestran líneas de fondo y flote, y líderes con dos anzuelos patas largas. Yaniz es el protagonista de la primera nota controvertida sobre la pesca de esta especie: en 1975 argumenta desde el título su punto de vista, “No exageremos con el dorado”. En breve, la revista le da espacio al periodista José María Noguera que, en una nota llamada “Al maestro, con respeto”, se despacha con gusto defendiendo la captura del pez color de oro. En lo poco que coinciden es que “el trolling es aburrido”. Y verdaderamente hasta bien entrado este siglo fue la única modalidad que se practicaba en el Alto Paraná, junto con la pesca con carnada natural, salvo rarísimas excepciones. Paso de la Patria se convierte en el centro de pesca de dorados y Rafael Guglielmi, desde 1973, en el periodista que viaja todos los años para traer notas y, vale destacarlo, fotos diferentes con mayor cuidado en la composición. Luis Schulz es el guía estrella, cargando ya sobre sus espaldas décadas de pesca de grandes dorados en esta zona del Alto Paraná. El Rafa lleva a los hogares de miles de lectores incontables notas sobre esta especie en toda la cuenca del Plata, incluyendo una muy recordada pesca en el río Bermejo dentro de la finca Yakulika. Diego Guglielmi introduce, junto a su padre, el arte de la mosca para capturar dorados. Es tan cautivante y convocante este pez que en 1981 la revista reúne a 10 destacados pescadores para que escriban sobre él. Todos los años le son dedicadas una o dos tapas. Con la desaparición física de Guglielmi y Haig Vartazián, son sus “discípulos” Alejandro Inzaurraga y Julio Pollero, quienes continúan con las notas de dorados y son los mayores referentes de la revista para la pesca del oro con aletas. 
Fuente Weekend Editorial Perfil 
Pezcalandia 
Laura Trigona 
Prensa & difusión