lunes, 19 de julio de 2021

Pesca embarcada en Miramar



Difundimos en Pezcalandia que el intendente Sebastián Ianantuony se reunió con el Prefecto Mayor, José Dos Santos para definir a corto plazo la formalización de la actividad, mediante la entrega de matrículas comerciales en un trabajo coordinado con Senasa.
Diariamente pescadores con diversas embarcaciones salen al mar en busca de su sustento económico a través de esta actividad, modalidad que se potenció durante el último tiempo debido a la crisis económica y falta de oportunidades laborales por lo que desde el municipio se busca potenciar este proceso, brindándole un marco regulatorio.
De esta manera, en intendente Sebastián Ianantuony se reunió con el Prefecto Mayor José Dos Santos para definir a corto plazo, entre otras cosas, la entrega de matrículas comerciales para embarcaciones semirrígidas que hoy desarrollan la captura de forma deportiva.
“La idea es que puedan obtener la licencia comercial menor en un trabajo coordinado con Senasa”, expresó el jefe comunal.
Durante el encuentro, también se decidió impulsar medidas de fomento para prácticas seguras en la utilización de los kayaks poniendo a disposición desde la comuna, el área de tecnología para desarrollar alternativas que colaboren en ese sentido.
Con respecto a esto, el sábado pasado Prefectura debió intervenir ante una emergencia cuando un hombre de 36 años en su canoa se desorientó en el mar.
Había salido en la embarcación y fue perdido de vista a unos 1000 metros de la costa por lo que minutos después un gomón de la Patrulla Naval junto a personal especializado logró rescatarlo cuando había ya se había lanzado al agua con su chaleco salvavidas colocado. Luego fue asistido con un cuadro de hipotermia leve.
Fuentes consultadas, indicaron que “por el momento no existen en Miramar habilitaciones para pesca comercial debido a que la mínima embarcación que puede acceder a eso, requiere una matrícula de pesca menor – como la que gestiona el Ejecutivo – la cual requiere una lancha de determinadas dimensiones”.
Actualmente, hay pescadores deportivos de subsistencia que lo utilizan como sustento familiar por eso adelantándose a ese vacío existente en la reglamentación se confeccionó una ordenanza para que los kayakistas y mediomunditastas pudieron vender sus capturas, respetando determinadas condiciones, especialmente las bromatológicas, prestando especial atención en la lealtad comercial con las pescaderías.
Fuente La Capital Mdp
Pezcalandia
Laura Trigona
Prensa & difusión